Bernardi - Reliquias de la Selva

¿Cómo era la vida hace dos milenios en el departamento Federal? A esa pregunta intenta responder el Museo de Antropología y Ciencias Naturales de Conscripto Bernardi, a través de su patrimonio arqueológico y paleontológico.
Con el apoyo del Conicet, del Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Antonio Serrano, de Paraná, y la Municipalidad de Conscripto Bernardi, el guarda fauna y aficionado en arqueología Paulo Pérez Lindo dio vida a este museo para exhibir las piezas que recolectó a lo largo de 14 años en la selva montielera.
Previo a su apertura (el 10 de marzo de 2007) debió registrar ese patrimonio, según establece la ley provincial 9686, que preserva y protege los bienes arqueológicos y paleontológicos entrerrianos.

PATRIMONIO. Instalado en la antigua estación del ferrocarril, reciclada para la ocasión, el museo presenta “colecciones de materiales líticos de culturas aborígenes, como puntas de flechas, proyectiles, cuchillos, raederas, hachas de mano, perforadoras, muescas, boleadoras y morteros. Unas 40 piezas zoomorfas en barro cocido, apéndices que representan la fauna, elaboradas por las culturas denominadas ribereños plásticos, que tendrían más de 2.000 años de antigüedad. Hay cabezas de lobitos de río en barro cocido, pescados, tortugas, caracoles, chanchos y víboras”, detalló Pérez Lindo.
“La mayoría de los hallazgos se produjeron sobre cursos de agua,  porque prácticamente todos los antiguos pueblos que habitaron esta zona eran nómades, cazadores, recolectores y completaban su dieta con la pesca”, aclaró.
Ribereño plástico es una denominación arqueológica para definir “un estilo de más de 2.000 años de antigüedad, no se trata de una cultura sino de un estilo cerámico que, más que nada, heredaron los guaraníes y los chanás, no así los charrúas que tenían una cerámica muy linda pero sumamente elemental”. (*)
El patrimonio del museo también está compuesto por fragmentos de obsidianas, “la primera lava que emerge al explotar el volcán, aproximadamente a unos 1.500 grados Celsius, y que al tomar contacto con el medio ambiente se solidifica. Es un material vítreo, verde o negro, muy utilizado por los aborígenes para confeccionar elementos de subsistencia, como cuchillos”, manifestó Pérez Lindo.
Sin embargo, que este material haya sido encontrado en el departamento Federal no resulta una evidencia para afirmar que en la zona existieron volcanes en tiempos remotos. “Como la obsidiana es muy atractiva, es posible que la hayan traído pueblos del sur –los mapuches o tehuelches- para su intercambio”. (*)
El Museo de Antropología y Ciencias Naturales de Conscripto Bernardi también posee un área de paleontología, con restos fósiles hallados en el departamento, y una muestra con cueros de los animales típicos de la zona, decomisados por Gendarmería Nacional a cazadores furtivos.
Del ayer remoto, al presente. Un fragmento que muchos intentan desentrañar, leyendo las huellas que trascienden el paso del tiempo.

(*) Entrevista a Juan José Rossi, director del Museo Yuchán, de culturas aborígenes argentinas, en Concepción del Uruguay.
Conscripto Bernardi se encuentra a 35 km de Federal, por la ruta nacional 127. Museo de Antropología y Ciencias Naturales, (03454) 491015/25.

Con tecnología de Blogger.