Entre Rios Corrientes Misiones Santa Fe Contacto

Header Ads

Cabal, Santa Fe

CABAL, SANTA FE

El pequeño poblado de Cabal se encuentra ubicado en el norte del departamento La Capital, al que se accede desde la Ruta Nacional 11 y un camino ripiado de unos dos kilómetros. En torno a la amplia plaza se localizan las instituciones más importantes que hacen a la vida socio cultural: Centro de Educación Radial (CER, para estudios primarios), Iglesia, Club Peñarol, Comuna; y sobre el lado oeste se emplaza una antigua casa que, según documentos data del año 1890 aproximadamente y en la cual residió Mariano Cabal, quien fuera gobernador de Santa Fe. Fue la primera en la colonización del norte. Tuvo distintos propietarios, además de los descendientes de Mariano cabal, fue comprada por Gabriel Mayrata Alberti.


Pueblo fue fundado por Mariano Cabal, de quien adquiere su nombre. No hay registros de fecha exacta de la creación de la Colonia pero se maneja en torno a 1870, aun se conserva el edificio donde vivía su fundador con casi todas sus caracteristicas originales, la estancia que poseía en esta localidad lleva el nombre de Estancia La Grande Cué o Estancia Grande, nombres que identifican las propiedades de los campos en las escrituras que se realizan en la actualidad.



En 1882 se establece una estación ferroviaria correspondiente a la línea Santa Fe - Resistencia del ex - Ferrocarril Belgrano, dotada con bretes para cargar hacienda y galpón para almacenar los productos agrícolas. La parada se liberó al servicio público en 1889
El 19 de noviembre de 1892 se crea la primera Comisión de Fomento. Según registros en este mismo año ya funcionaba la Escuela Nº 45 Guillermo Rawson, edificio donado en las disposiciones testamentarias por Mariano Cabal. Según testimonios de los alumnos más antiguos el edificio era exactamente igual al actual. A fines de 1982 por la escasez de alumnos la escuela Guillermo Rawson pasa a ser Centro de Enseñanza Radial Nº 311(CER) dependiente de la escuela 34 de Llambi Campbell, funcionando actualmente.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.