Entre Rios Corrientes Misiones Santa Fe Contacto

Header Ads

El Primer Astronomo Americano - Buenaventura Suárez Garay

BUENAVENTURA SUAREZ EL PRIMER ASTRONOMO AMERICANO Buenaventura Suarez nacio en santa fe de la vera cruz el 3 de septiembre de 1679. ...

BUENAVENTURA SUAREZ

EL PRIMER ASTRONOMO AMERICANO

Buenaventura Suarez nacio en santa fe de la vera cruz el 3 de septiembre de 1679. 

Nueve años antes se habia terminado la construccion de la nueva iglesia de los jesuitas en la ciudad trasplantada. Y un año despues de su alumbramiento se concluia el complejo de la serafica orden - convento de San Francisco y templo de Santa Ana - junto a la barranca del rio que compartia el nombre de la ciudad.

Eran los dos principales edificios del ralo caserio a 31°42' de latitud sur y 60° 46' de la latitud oeste. Y los mas bellos. Sus arquitecturas expresaban variantes del barroco americano y constituian ricos ejemplos de lo que se podia hacer con materiales pobres.

Por entonces, la ciudad ya tenia como patrono a San jeronimo y reunia unos 2000 habitantes. En su encueta trama, la casa del campitan Antonio Suares Altamirano "El mozo" y de doña Maria de Garay - descendiente del fundador de la ciudad originaria - ocupaba la esquina noreste de la actual interseccion de las calles 25 de mayo y General Lopez. Esos eran los nombres de sus padres, que se habian casado en 1671 y formado una familia que se completaba con oros tres hijos: Antonio, Petrona y Josefa. Esta ultima habria  de casarse con Juan de Quintana, matrimonio del que, entre otros muchos, descendia Agustin Zapata Gollan, descubridor de las ruinas de Santa Fe La Vieja, trajin en el que removeria el terreno donde siglos antes su arbol familiar habia hechado raices americanas.



Segun consta en un documento que atesora el archivo de Departamento de esutdios etnograficos y coloniales, la casa de los Suarez tenia sala y aposento. Tambien una tienda que daba a la calle. la descripcion recuerda la planta de las residencias exhumadas en la ciudad primigenia y aporta un dato que permite inferir una actividad comercial urbana por parte del vecino encomendero que integraba el nucleo de las familias principales.


Pese a los oropeles del linaje, la modesta construccion se levanta frente al costado norte y en la parte posterior del colegio jesuitico, donde operaba la Procuraduria u Oficio de Misiones, institucion que integraba la red comercial de la Compañia de Jesus. Poco metros al este, la calle se inclinaba hacia el rio a traves de una bajada que, al tocar el agua, se convertia en cabecera del rudimentario puerto al que llegaban embarcaciones cargadas con mercaderia misionera.



A ese colegio tan proximo a la residencia familiar, que la orden de Loyola habia puesto en marcha en el primer asentamiento (1610) y que hoy en la institucion educativa mas antigua de la Argentina, asistira el niño Buenaventura, quien mas adelante ingresara a la Compañia de Jesus.
En los claustros de Cordoba, con profesores de la talla del ingles Tomas Falkner S.j - discipulo dilecto de Isaac Newton - incursionara en la ciencia y aprendera matematica. Con esas bases ira luego a las misiones. Despues de pasar por varias, en 1706 recalara en la de los santos Cosmes y Damian, ubicada en el actual departamento de Itapua, Republica de Paraguay, cuyo numero de habitantes se aproximaba al de su Santa Fe natal. Alli construira el observatorio astronomico que le permitira estudiar los cielos y producir investigaciones que daran que hablar a los cientificos del mundo.


Es curioso, el jesuita descendiente de Garay volvia a la tierra de donde habia partido el hombre que fundara, al mismo tiempo, una ciudad y una familia ligadas por el nombre de Santa Fe. Buenaventura se parecia a su abuelo inmemorial en el empeño expedicionario.
Juan, el vizcanio, habia hollado la America fisica, desde Lima hasta Asuncion, con una estancia intermedia en Santa Cruz de la Sierra, ciudad en cuyos registros aparece como integrante del grupo fundador encabezado por el capitan Nufrio de Chavez. Y despues, en la margen derecha del Parana, habia fundado Santa Fe y la segunda Buenos Aires.

El, en cambio, se aventuraria a espacios mayores pero intangibles. Viajaria por los cielos a traves de los telescopios que - con colaboracion de indios guaranies - fabricaria con maderas de los montes paraguayos disciplinadas por los elementos de metal que habia aprendido a producir a partir de la fundicion de campanas para las iglesias de la region. Esos eran los soportes necesarios para los cristales de roca colectados en geodas o cavernas que abundan en las riberas del Alto Parana y que eran labrados con paciencia de orfebre por el primer optico y astronomo de Sudamerica a fin de lograr los aumentos necesarios para escrutar los cielos.

Articuladas, las lentes fabricadas con cuarzos le permitian observar el sol, la luna y los planetas, pero para medir con exactitud el tiempo que transcurria entre un hecho astronomico y otro - por ejemplo, las lunaciones - debio construir relojes. Asi, a partir de informacion basica elaboro un reloj de pendulo a la inglesa con indicadores de minutos y segundos; tambien, un cuadrante astronomico, para ajustar el reloj a la hora verdadera del sol.




Con estos elementos estudio los movimientos principales del sol y la luna - conjunciones, oposiciones y cuartos de luna con el sol - y anticipo los eclipses de ambos luminares en su obra "lunario de un siglo", escrito e impreso por primera vez en las misiones y luego reeditado en Europa. El trabajo prospectivo abarcaba ciento un año, desde 1740 hasta 1841.


Llamativamente, el año de inicio coincide con el de la asuncion del cargo de director de Observatorio de Upsala, Suecia, de Anders Celcius, fisico y astronomo que inento la escala centesimal del termometro y le dio lustre a la ciencia nordica. Celsius, integrante de la espedicion a Laponia que confirmo la teoria de Newton sobre el achatamiento de la tierra en sus polos, distinguia a Suarez, de quien utilizo las observaciones realizadas en el hemisferio sur sobre los satelites de Jupiter.

En la mas de cuatro decadas que vivio en las misiones, sembradas por los jesuitas en territorios que actualmente pertenecen a Brasil, Argentina, Paraguay y Bolivia, el padre Buenaventura escribio otros libros y cultivo distintos oficios. El niño nacido a pocos metros del riacho Santa Fe, en el sistema fluvial del Parana Medio, culmino sus dias en las tierras del Alto Parana. Y a diferencia de su Padre, que habia tenido encomienda de indios en Santa fe, el estuvo hasta el final al servicio de guaranies. En 1750 desaparecen las referencias a su persona, por lo que se colige que ese el año de su muerte. Sin embargo, su nombre sigue brillando con luz propia en el firmamento austral de la ciencia



Extraido del Anexo Fasciculo 7 - Jesuitas en Santa Fe
Gobierno de la Ciudad de Santa Fe - Secretaria de Cultura.
Buenaventura Suarez - Primer Astronomo Americano

1 comentario:

Con tecnología de Blogger.