Entre Rios Corrientes Misiones Santa Fe Contacto

Header Ads

San José de la Esquina - Antiguo Camino Real

SAN JOSE DE LA ESQUINA EL ANTIGUO CAMINO REAL HACIA ALTO PERU Direccion: 3 de Febrero 115; Telefono:  (+54 03446) 424414 / 425168 Em... Esta población está ubicada en el Departamento Caseros de la Provincia de Santa Fe, sobre el lado sur de la Ruta Provincial Nº 92 y a un kilómetro de la margen derecha del Río Carcarañá.

San Jose de la Esquina

SAN JOSE DE LA ESQUINA

EL ANTIGUO CAMINO REAL HACIA ALTO PERU

Direccion:3 de Febrero 115;
Telefono: (+54 03446) 424414 / 425168
Email: info@hotel-embajador.com
Sitio Web: www.hotel-embajador.com

Esta población está ubicada en el Departamento Caseros de la Provincia de Santa Fe, sobre el lado sur de la Ruta Provincial Nº 92 y a un kilómetro de la margen derecha del Río Carcarañá. Posee en la actualidad 8.200 habitantes, está ubicada a 1.000 metros al sur del Río Carcarañá y a 110 kilómetros al oeste de Rosario, sobre la ruta 92. La comunidad que hoy reside en  San José de la Esquina, está dedicada a las actividades agrícolas, con un creciente perfil comercial e industrial; el atractivo del  hermoso del río Carcarañá, más la presencia del remozado “Fuerte La Guardia de La Esquina”, ofrecen la propuesta del miniturismo y realizaciones de encuentros culturales.

RAÍCES DE SU HISTORIA:

En 1573 Don Jerónimo Luis de Cabrera, después de fundar la Ciudad de Córdoba,  exploró el camino hacia el sur con el fin de conseguir el paso hacia el “Mar del Sur”, como le llamaban al Océano Atlántico. Tal vez recorrió esta región, bordeando el río Carcarañá, como buen explorador sabía que “el curso de agua es el mejor guía para llegar al Océano, además de tener agua abundante para la comitiva y la caballada”, fundando  en la desembocadura de este río,  el “Puerto de San Luis de Córdoba”; pero se encontró con Don Juan de Garay que venía desde Asunción del Paraguay con análoga finalidad, para fundar “Santa Fe de la Vera Cruz”, fecha consignada el 15 de noviembre de 1573. Garay fundó oficialmente la ciudad de Santa Fe, siguiendo  los ritos habituales para estos casos: el rollo y el escribano. Entonces  Don Jerónimo Luis de Cabrera abandonó definitivamente el lugar, “para no llegar a un enfrentamiento armado”; pero “los conflictos económicos y políticos, con la ciudad mediterránea, Córdoba,  siguieron por largo tiempo”. 

PRIMEROS ASENTAMIENTOS (1650): 

Al inicio del Siglo XVII, 1600, se originó, como una  “Posta”  un “descanso” en el camino al Alto Perú, un recambio de bueyes y caballos,  para las caravanas de carretas hacia Córdoba y Tucumán. Estas “Postas” más bien “eran corrales, cuidados por españoles valientes y mestizos intrépidos que compartían esta porción del territorio santafesino, con algunos nativos amigos, quienes se integraron con sus familias en la inmensidad de la pampa, vivían en humildes ranchos, poblaron con el tiempo  estos pagos, que se convertirían en pueblos y ciudades de la futura Provincia de Santa Fe”.

El río Carcarañá.

LA GUARDIA PELIGROSA :

El “Fuerte Guardia de la Esquina” era conocido como un “Puesto de avanzada” para frenar el intento expansionista desde el oeste, sobre nuestra Santa Fe al este y como “La Guardia Peligrosa”, donde “numerosas personas perdieron la vida”. La comunidad tenía una “fuerte vocación religiosa desde los inicios, por la acción  misionera  de los Padres de la Orden Mercedaria en 1650”. Documentos de la época y sucesivos testimonios del siglo. XVII, año 1650, permiten la obtención de numerosos datos de esta  “Posta de la Esquina”, su primera  localización la cual tuvo una historia similar  a todos las Postas y   Fortines,  alejados de las ciudades, ubicados  en zonas inhóspitas, con su pobre y rudimentaria construcción.  Esos documentos describen los primeros asentamientos que en algunos casos fueron  una docena de humildes ranchos, encerrados por un perímetro de empalizadas, significaron un paso obligado hacia Chile y el Alto Perú.  “El Fuerte Guardia de la Esquina” , una de las más antigua en el territorio provincial, recibió  específicamente denominaciones diversas  dado que cumplió diferentes roles: “Posta” lugar de “descanso” para las caravanas y los viajeros, recambio de cabalgaduras y bueyes; “Guardia” punto clave de “vigilancia” nacional y provincial para asegurar la comunicación  entre Buenos Aires, Charcas, Santa Fe, Asunción y mantener las fronteras interiores; “Aduana Seca”: “último eslabón político administrativo, de una compleja estructura en la vida colonial, cuyo vértice era la persona del Rey”.

LOS ABORÍGENES CONSIDERABAN "INTRUSOS " A LOS COLONIZADORES EUROPEOS:

En las zonas cercanas a Córdoba, al río Carcarañá y a Santa Fe, los pobladores fueron atacados por los Calchaquíes, los Tobas y los Guaycurúes,  quienes veían a los españoles como “intrusos” en sus territorios, por lo tanto los viajes terrestres no eran seguros aunque formaron caravanas de 10 a 12 carretas y fueran custodiadas por jinetes. Tampoco estaban seguros los intrépidos pobladores de aquellas lejanías quienes vivían encerrados por un perímetro de empalizadas junto a  sus utensillos, enseres y animales domésticos “ puesto que los aborígenes, por el norte los Calchaquíes; por el oeste los Huarpes;  por el este los Tobas, los Mocovíes y Guaycurés; por el sur  los Querandíes y otras tribus como los Comechingones al sur de las Sierras Chicas de Córdoba, vecinos a Cruz Alta, consideraban a los  europeos “intrusos” en sus tierras,  sumados a éstos los asaltantes de turno.

FUERTE GUARDIA DE LA ESQUINA DEL CARCARAÑA:

Las autoridades del Virreynato del Río de la Plata, establecieron los "Fortines" para defenderse de los malones y proteger las vías de comunicación, fue llamado “el arco de los Fortines”, el cual se iniciaba desde Carmen de Patagones, pasaba por el sur Santafesino y concluía en Mendoza. En 1730  el Gobierno de Buenos Aires, le asignó categoría de  “Fuerte para la Seguridad Regional” con el fin de frenar el intento expansionista de Córdoba  por la costa del Carcarañá, registrándose en Actas y Mapas del Departamento Topográfico: “Guardia del Carcarañá”, “Esquina de la Guardia”, “Guardia de la Esquina del Carcarañá”  y “Guardia de la Esquina”, nombres que probablemente, hacían referencia a la curva existente en el río, en el sitio de su asentamiento.

LOS MISIONEROS:

Los Padres Mercedarios fueron los primeros Misioneros.   En 1720 se constituyó el “Puesto de la Esquina”, perteneciente a la estancia San Miguel de los Padres Jesuitas, en el extremo sudoeste de su estancia San Miguel que fundaron y organizaron  en un sector de los campos  del Sr. Manuel Díaz de Andino. En esa población constituyeron también  el “Curato de la Esquina del Carcarañal”,  dentro de las 300.000 hectáreas de su propiedad. A pocos kilómetros río abajo, estaba ubicado el “Fuerte  Rincón del Carcarañál”.

Réplica del fuerte original.


DESCANSO DE LOS VIAJEROS:

El “Fuerte Guardia de la Esquina”, consta en mapas de 1771, en tiempo del Teniente Gobernador Joaquín Maciel, ofrecía resguardo de los malones, y a los viajeros: “cobijo,  servicios, a quienes pasaran, tomaran alimentos,  descansaran con carretas, mulas y chasquis”, los cuales constataron la hospitalidad que les deparaban “aquellos hombres y mujeres, sufrientes  moradores, en casas de adobe, con cercas de postes y tunas”. Los viajeros sabían que estaban alejados del robo y el asalto, porque siempre un vigía se encontraba en el Mangrullo. En las instalaciones de este “Fuerte Guardia de la Esquina” pernoctaron personalidades de la Historia Argentina, según informes obrantes en el “Museo del actual Municipio de San José de la Esquina”. El listado de estas personas, se exhibe también a la entrada del reconstruido “Fuerte”, en un amplio cartel con letras de molde. Podemos leer:
       - Juan Antonio Lessica, quien Combatió en Pavón,17 de septiembre de 1861 y participó de las "Campaña de pacificación del interior,1861 y 1867) y de la Guerra del Paraguay.
      - José García de Uidobro en 1744 proveniente de Chile, pernocta en el lugar.
      - Cornelio Saavedra, el primer Presidente de la Junta de Mayo de 1810.
      -  Vicente Anastasio Echevarría, el abogado rosarino que estudió en Charcas.
      -  Mariano Moreno, quien viajó a Charcas varias veces, para estudiar.
      -  Juan José Castelli,  integrante de la Primera Junta,  enviado para frenar la insurrección de Santiago de Liniers.
        -  Bernardo Monteagudo, patriota que luchó en el  Alto Perú y vivió en Jujuy.
Además de Comerciantes, acarreadores, arrieros  y tantos jóvenes que viajaban a Córdoba, Charcas y  a Cuzco para estudiar. - El paso de numerosos y  preocupados soldados, en épocas de la Independencia, 1810
        - Ignacio de Garmendia,
        -  Rafael de Sobremonte, en su viaje a Córdoba.
        - General Juan Manuel Belgrano. En 1819 al mando de su Ejército proveniente desde Tucumán hasta Santa Fe, para solucionar el conflicto surgido entre la provincia de Santa Fe y Córdoba.
       - General José de San Martín rumbo a Mendoza y con la mente en  el Cruce de los Andes, 1817;
      - Brigadier Estanislao López, en campaña defensiva, en el Sur de Santa Fe.
      - General Cruz,
interviniente en la guerra de la independencia.
      - Tropa del general Ramírez, descansaron varias noches en San José.
      - General José María  Paz, proveniente de Córdoba, pernoctó en este lugar.
      - Fray Mamerto Esquiú, franciscano, el orador de la Constitución,
      -El Chasqui Mayor Escalada, desde Mendoza, con las cartas de San Martín.
      - General Juan Lavalle
       - Monseñor Mastai, Ferretti 1824, rumbo a Chile, bautizó en Rosario y Buenos Aires, fue elegido Papa (Pontífice en Roma), con el nombre de Pío IX y  además religiosos destacados, canónigos y obispos, como el Obispo de Catamarca, de Córdoba.



VILLA DE SAN JOSE DE LA ESQUINA:
El año 1824 se crea la primera Colonia con el Nombre San José de la Esquina, de los cuales se conoce uno de los primeros habitantes a Fray Marcelo Benanzatti. Los solares o predios fueron entregados en los inicios a: Eusebio Ferreyra, Eduardo Pérez, Sinforosa Ledesama de Rodríguez, José María Madera, Plácido Oeralta, Juan Lavallén, Inés Gorosito, Cayetano Ramos, Víctor Lescano y otros. Pocos datos se conocen de la vida de estos pobladores.
La Guardia de la Esquina se mantuvo fortificada hasta 1864, año en que se designó como Villa Regular. Este sitio, es uno de los más antiguos de la provincia.


Iglesia Nuestra Sra. de la Merced.
COMISIÓN DE HACENDADOS:

En el año 1850, una “Comisión de Hacendados” vecinos, creada por el Gobierno Provincial, “propuso al Gobierno de Buenos Aires, la creación de un pueblo en la Guardia de la Esquina”; esperaron más de diez años, sin resultado positivo. En 1862 “pidieron formalmente al Presidente Bartolomé Mitre, la fundación de una Villa en el Fuerte de la Esquina, la que fue denegada y transferida al Gobierno de la Provincia de Santa Fe”.
Cuando llegó al pueblo de Guardia de La Esquina, Fray Marcelo Venanzetti a mediado de 1861, comenzó su labor apostólica y se unió a la lucha por la identidad del lugar, hasta que consiguió que el día 31 de marzo 1864, el Gobernador de la Provincia Nicasio Oroño, dictara el Decreto ordenando “la traza de un pueblo en el lugar llamado Guardia de San José de la Esquina”, la que según escritos del propio Gobernador “se constituiría en la Posta más antigua de la Provincia”. San José de la Esquina, “estuvo entre las primeras Colonias de la provincia y la única creada por  Nicasio Oroño”; El historiador Marcos P. Rivas comenta: “El 31 de marzo de 1864 fueron sanjosesinos por el Decreto fundacional del Gobernador Nicasio Oroño. Desde entonces esta comunidad se fue consolidando, construyendo la identidad entremezclados los nativos, los mestizos, los paisanos, los inmigrantes europeos, hasta nuestros días”; pero sus orígenes se remontan a principios del siglo XVIII cuando “se estableció como Posta para luego ser un Fuerte en el Camino Real hacia el Alto Perú”.





RECONSTRUCCIÓN DEL FUERTE:

La reconstrucción del “Fuerte San José de la Esquina”, según planos de 1726, distante un kilómetro de la planta urbana, fue una iniciativa de la comuna local y fuerzas vivas de esta localidad. La reinauguración del Fuerte, se produjo el 23 de Septiembre de año 1979, consistió en construcción de la réplica del Fortín, la plantación de árboles de sombra, con parquización autóctona, el complejo deportivo un verdadero camping, con pileta de natación, vestuarios, sanitarios, la instalaciones de un bufett permanente,  ideal para pasar el día junto al río Carcarañá. El actual Fuerte, es una réplica, pues el original y sus reconstrucciones fueron destruidos por los malones aborígenes; posee todos los elementos característicos de la época: el mangrullo, el cerco de palo a pique, el foso, el patio de armas, ranchos y una capilla donde se halla la Virgen de La Merced. Posiblemente le falte un cerco de cactus, como era común en estas fortificaciones, muy temido por los indígenas pues no podían lanzar sus caballos sobre él o saltarlo como lo hacían con los fosos o los palos a pique.  El Fuerte establecido en 1726 y su denominación de Esquina surge porque en este sitio el Río Carcarañá describe un giro al Norte de 90°. Ello lo convertía en el lugar ideal para defenderse de los ataques desde el interior de la pampa y de los que provenían desde Córdoba. Además, se encontraba sobre el antiguo camino Real.

IGLESIA NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED:

Su impresionante fachada y su lujoso interior la hacen una verdadera joya arquitectónica. Es similar a la catedral de Rosario y nadie duda que es una de las más bellas de la provincia. Comenzó a levantarse en 1890 en un terreno donado por Miguel Castellanos, se habilitó parcialmente en 1892 y se inauguró en 1911. De estilo neoclásico italiano, su cúpula alcanza una altura de 47 m y, como se encuentra en una loma, es visible desde una gran distancia, destacándose sobre el pueblo a la manera de los villorrios medievales europeos. Su interior, en forma de cruz latina, está ricamente decorado con estucos.



Fotos: www.viajeros.com/san-jose-de-la-esquina
Si te interesa saber más de la provincia de Santa Fe:


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.