Entre Rios Corrientes Misiones Santa Fe Contacto

Header Ads

Rosario - Jardín de los Niños

JARDÍN DE LOS NIÑOS ROSARIO, SANTA FE Este gran parque lúdico rinde homenaje a la imaginación y a la creación, apelando a todas las... Este gran parque lúdico rinde homenaje a la imaginación y a la creación, apelando a todas las operaciones lógicas y creativas de la niñez, así como a sus posibilidades corporales.

JARDÍN DE LOS NIÑOS

ROSARIO, SANTA FE

Este gran parque lúdico rinde homenaje a la imaginación y a la creación, apelando a todas las operaciones lógicas y creativas de la niñez, así como a sus posibilidades corporales. O
frece juegos, aventuras, misterios, construcciones y poesía.
Entre las propuestas del Jardín de los Niños se encuentran: 
- "La montañita encantada", recorrido laberíntico con alteraciones, entradas falsas, puntos de duda, obstáculos y señales.
- "Leonardo, el inventor", instalación escenográfica-educativa.
- "La máquina de volar", con vuelos y deslizadores, balanceos y recorridos con arneses.
- "La máquina de trepar", dos bergantines del siglo XVI convertidos en grandes trepadores que pueden abordarse desde distintos puntos.
- "La máquina de sonar", combina el lenguaje sonoro y el corporal, para lograr la composición musical con la participación de los más chicos.
- Muestra interactiva "Tiempos Modernos", con juegos para celebrar a los artistas que pintaron como niños: Calder, Mondrian, Miró, Picasso, Klee, Kandinsky y otros.

Días y horarios: 
Viernes, sábados, domingos y feriados de 13 a 18 hs.
Entrada general $15, menores de 4 años gratis.

Datos:Av. del Lago entre Av. Lugones y Av. del Museo. Parque de la Independencia (frente al laguito)
Tel. (0341) 480 2421.
E-mail: eljardin@rosario.gov.ar



Territorio de las preguntas

Poética de lo mítico
Una aproximación al pensamiento arcaico. Un recorrido convertido en aventuras. Un viaje para saber quiénes somos y revivir las preguntas que la humanidad se ha formulado a sí misma: qué es la vida, la muerte, el tiempo, la naturaleza, la sociedad, el amor. Un territorio destinado a las mitologías conjuntivas y al modo que dieron respuestas a estos interrogantes.

La Montañita Encantada
Un recorrido laberíntico donde los árboles hablan, las piedras susurran y el agua canta. El camino muestra y oculta, invita a trasladarnos a lugares desconocidos, a crear imágenes donde el sentido del oído y la escucha juegan un papel protagónico. El desafío reside en la búsqueda, la exploración y la sorpresa. Las peripecias del trayecto llevarán a develar el misterio que guarda La Montañita.

Símbolismos y Sentidos
La Tierra. Es la huella madre, el designio de lo femenino, portadora de todas las texturas imaginadas. La tierra ofrenda su don de producir.

Las Piedras. Su esencia es permanecer, recoger la escritura de la tierra: ser lugar es ser fijado por ellas. Guardan y protegen aquello que observan. Las piedras son mágicas.

Los Árboles. Su condición es estar fijos. El árbol transmite saberes, conoce lo que sucede cuando el caminante está ausente. Es el rincón inmóvil visualizador de los sucesos, fuente de protección y memoria.

El Aire. Circuito de lo sónico, el pentagrama que desoculta voces, chirridos, contornos musicales, sonidos del trueno, la lluvia y el canto del viento.

Los Seres Imaginarios. Personajes que portan poderes y características únicas. Hadas, brujas y duendes aparecen e intervienen en los destinos humanos.

El Fuego. Su esencia es quemar, alumbrar, calentar, consumir. El fuego nuevo abre ciclos, el fuego viejo los cierra. Purifica y cura. La llama que permanece viva, hace presente una ausencia.

Las Aguas. Su pasión es el movimiento. Limpian y purifican, fecundan y provocan lo que crece, son la secuencia propia de lo vivo. La inmersión en ellas cierra un ciclo y marca el inicio de uno nuevo.



TEXTURAS DEL TERRITORIO
Un paisaje arcaico que conjuga la estética de lo agreste, lo primitivo. Una vegetación densa, arena, agua, piedra, madera, tierra, fuego, semillas, flores y juncos son los elementos protagónicos.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.