Entre Rios Corrientes Misiones Santa Fe Contacto

Header Ads

Patrimonio Jesuítico - Guaraní de Virasoro, Corrientes.

LA PROVINCIA DE CORRIENTES Y SU PATRIMONIO JESUÍTICO-GUARANÍ GOBERNADOR VIRASORO - GARABÍ: CAPILLAS Y ESTANCIAS JESUÍTICAS LA CAPILLA Y...

LA PROVINCIA DE CORRIENTES Y SU PATRIMONIO JESUÍTICO-GUARANÍ

GOBERNADOR VIRASORO - GARABÍ: CAPILLAS Y ESTANCIAS JESUÍTICAS

LA CAPILLA Y PUESTO DE SAN ISIDRO

La localidad de Gobernador Virasoro (Ctes.) ha realizado últimamente un trabajo interesante de rescate del la Capilla de San Alonso, un sitio de origen jesuítico-guaraní con notables restos. Además del rescate patrimonial, hoy el sitio ya se ha instalado como un destino turístico en donde el visitante no solo descubre el pasado histórico de la región, sino también interactúa con un magnífico ecosistema donde se aprecia una flora y una fauna autóctona única


Pero el potencial patrimonial de la zona no se agota con el sitio de San Alonso. La Ruta Provincial 68, que une a Virasoro con Garabi, tiene la particularidad de coincidir en gran parte de su trayecto con un antiguo camino de origen jesuítico-guaraní. Por ello no es casual que a la vera de la RP68 se hallen un buen número de antiguos sitios jesuíticos, correspondientes a capillas y estancias que los jesuitas habían instalado en esa zona. Una región que en el período jesuítico, al igual que el sitio de San Alonso, eran de la jurisdicción de la reducción de Apóstoles.


San Isidro es uno de ellos, quizás el más relevante. Otros son los vestigios de las capillas de San Antonio y San Pedro. San Isidro se ubicaba en un punto intermedio entre San Antonio y San Pedro. El antiguo camino jesuítico continuaba luego en dirección a la actual localidad de Garabí, donde cruzaba el río Uruguay.

San Isidro poseía una capilla construida en piedra, con campanario. Además en el entorno se ubicaba la ranchería de los indios estancieros y extensos corrales de palo a pique para la contención del ganado. El sitio aún conserva los restos de aquel establecimiento jesuítico-guaraní. Muros de piedra y una gran cantidad de vestigios cerámicos dispersos en el lugar son hoy los mudos testimonios de la actividad agropecuaria que desarrollaron los guaraníes de las misiones jesuíticas en aquella región.

A diferencia del sitio de San Alonso, ubicado a escasos metros de la RN14, San Isidro aún no ha sido objeto de ningún tipo de puesta en valor o rescate arqueológico.

Fuente: Esteban Snihur (Historiador y Docente de Misiones)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.