Historia de la Capilla San Antonio - General Alvear

En agosto del año 1898, se conforma una comisión con el fin de construir el primer Templo Católico en Pueblo Gral. Alvear.Según escribiera su presidente Ignacio Seib, al solicitar al Obispo del Paraná Monseñor Rosendo de la Lastra la autorización para la construcción de dicha obra; este Pueblo había sido mirado siempre con indiferencia por los padres de la Colonia: “Como este Pueblo siempre ha sido mirado con indiferencia por los R.R.P.P. Del Sísimo. Vuestro no descansaré un instante y emplearé todos los medios legales a mi alcance a fin de que sea coronada esta sagrada empresa del mayor éxito…”Así fue como esta comisión se encargó de recolectar fondos, de fabricar ladrillos y de recibir en donaciones los mismos para llevar adelante dicha obra.También se solicitó un subsidio al Gobierno Nacional.Tanto en las fundaciones oficiales como en los establecimientos espontáneos de población tienen en aquellos años como primeras medidas, la erección de capilla y habilitación del culto, aunque se encontraban habitualmente con la falta de curas para dar misa y dispensar los sacramentos.




El financiamiento de estas obras corría por cuenta de la feligresía a través de la limosna, al igual que su amoblamiento, tesoros y manutención del cura cuando lo había.Luego de solicitar la autorización a la Curia Eclesiástica, Don Ignacio Seib se dirige mediante una carta al gobernador de la provincia Dr. Salvador Maciá informando sobre la obra que la comisión había puesto en marcha. En dicho comunicado cuenta que la Capilla tendrá seis mil metros cuadrados y será construida en la manzana Nº 261 del Plano Oficial con setenta metros de frente a la Plaza pública en su parte al Nor-oeste, por cien metros de fondo de Nor-este a Sud-oeste; y pide se otorgue la escritura a favor de la Iglesia así como también se acepte la dedicatoria de dicha Iglesia a San Antonio de Padua, según lo decidiera esta comisión.



El 14 de noviembre de 1899, la comisión envía el plano de la Iglesia al Obispo de Paraná. El mismo fue proyectado por el Ingeniero B. Rigola y diseñada la Iglesia de treinta metros de longitud con su cántico, diez de latitud, diez metros veinte centímetros de altura, dos sacristías y una tansa de veinte metros.El 9 de enero de 1900 el Obispo Rosendo de la Lastra aprueba dicho plano permitiendo su ejecución y recomienda a los encargados de esta obra que si el terreno donde se edificará no tiene altura conveniente se eleve a una altura que permita ascender al pavimento de la Iglesia por medio de tres o cuatro grados, que no se permitirá la construcción de otros edificios contiguos al del Templo con excepción de la casa parroquial, y finalmente si la disposición del terreno lo permitiera se construya la Iglesia con su frente al occidente.



El 24 de julio de 1900, Don Ignacio Seib solicita al Obispo nombrar un sacerdote para que inaugure la piedra fundamental del nuevo templo el Domingo 5 de agosto, ya que según lo manifestara en dicha oportunidad los Capellanes de la Colonia se encontraban en oposición a la creación del templo y progreso del pueblo.Así fue como el Obispo luego de aquella carta solicita pasar una circular a los Padres de esta Colonia para que prestaran mayor cooperación en este acto.Habiéndose entonces, escriturado el terreno de la Capilla a favor de la Autoridad Eclesiástica, se nombra al Padre Juan Bautista Missio para que lleve acabo la ceremonia de la colocación y bendición de la piedra fundamental del pueblo “Alvear”.Así es como la Capilla “San Antonio” comienza a erigirse en este Pueblo, pero por motivos que aún se desconocen la edificación es reducida en gran parte, no llegando a construirse el Templo que fuera planificado inicialmente.



Informe y recopilacion histórica realizado por la Profesora para la Enseñanza Primaria Marina Cecilia Meccia, actualmente docente de la Escuela Nº 8 “23 de Diciembre”.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.