Antonio Alice - Los Constituyentes del 53


“En la meditación, la soledad y el desinterés me encerré para realizar un ideal patriótico largamente soñado, y en cuya tarea empleé el espacio de doce años. Me refiero a mi último esfuerzo artístico...”. Así se refería Antonio Alice a “Los Constituyentes del ‘53”, en una publicación de 1935.



Sus condiciones artísticas fueron detectadas por un “mecenas”, estudiante de Bellas Artes y Medicina, Cupertino del Campo, que lo alentó y ayudó para realizar estudios en Turín (Italia) de la mano de Decoroso Bonifati.
Antes de realizar el célebre lienzo ya había experimentado el trabajo y disciplinamiento que requería “la reconstrucción mental y pictórica” de acontecimientos y protagonistas de la historia nacional al
realizar la representación de la muerte del General Martín M. de Güemes, tela que fue premiada en la Exposición del Centenario, y poco tiempo después recreó a San Martín en Boulogne-sur-Mer.
Más tarde, regresó a Buenos Aires, recorrió algunas provincias y se instaló en la casa de descanso que Joaquín V. González tenía en La Rioja, desde donde pintó paisajes, retratos y registros de lo cotidiano.
Su visita a Santa Fe, en 1922, estuvo guiada por el periodista metropolitano Juan José de Soiza Reilly. En esta ciudad, de costumbres sobrias y con una importante trayectoria en las luchas por la organización, encontró la atmósfera adecuada para hacer un cuadro que homenajeara a aquellos hombres que muchos años atrás se habían reunido para alcanzar un sueño largamente postergado.

A sus primeras ideas las sometió a consideración de su amigo, el Dr. Joaquín V. González, que, en una carta de fecha 30 de octubre de 1922, le expresaba: “...de acuerdo a su plan y concepto de la tela, se trata antonio alice: “la emoción que movió sus pinceles” de concretar un momento, en una escena culminante, el vasto progreso de la organización constitucional...”.
En 1934, sometió a juicio de la Junta de Historia y Numismática Americana la obra concluida y explicó detalladamente el origen, alcance y la trascendencia del cuadro.
El interés y apasionamiento por ese “ideal patriótico” ya lo había detenido en el Preámbulo de la Constitución. Una de sus frases, “para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino” fue su fuente de inspiración para concretar “Argentina, Tierra de Promisión”. La creación de imágenes a partir de hechos del pasado contribuyó a crear un imaginario y un mensaje para la posteridad.
El cuadro de Antonio Alice estuvo en nuestra ciudad, en carácter de préstamo, en una sola oportunidad: en el año 1973, mientras duraron los actos por los 400 años de su Fundación.
La obra no está en Santa Fe pero los restos del pintor, con consentimiento de la familia, fueron trasladados, en 1999, desde el panteón militar del cementerio de la Chacarita al Museo del Convento de San Francisco.

Esta serie de fascículos “el camino de la constitución” es una edición conjunta del diario el litoral y el gobierno de la ciudad de santa fe.


Gobierno de la ciudad de santa Fe: intendente: mario barletta. directora de comunicación: andrea valsagna. directora del programa de imagen y comunicación: maría del carmen albrecht. directora del programa historia y ciudad: claudia neil. diario el litoral. consejo de dirección: gastón n. dubois, maría josé lina pilatti, silvia v. de vittori y gustavo j. vittori

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.