Entre Rios Corrientes Misiones Santa Fe Contacto

Header Ads

Historias de Entre Rios - Colonia Adventista Puiggari

El cronista ha recibido una hermosa leccion de humanidad y de hermanago cristiano. Su espiritu se aniño al contemplar aquel espectaculo y...


El cronista ha recibido una hermosa leccion de humanidad y de hermanago cristiano. Su espiritu se aniño al contemplar aquel espectaculo y tuvo el sentimiento de no hallarse en la edad juvenil para refugiarse bajo el amparo ennoblecedor de la obra piadosa.

La colonia Adventista de Puiggari es una escuela donde por metodos inspirados en la vida practica y la moral mas sutil y convincente se preparan hombres recios y bondadosos. El reglamento de la institucion evita todo lo que suponga humillaciones; se basa en dictados de conveniencia mutua, de cooperacion, de entusiasmo.
Por un sistema de rotacion, admirablemente dispuesto, se distribuyen las labores del estudio, del hogar comun y del campo. Por ese modo, el educando realiza todas las tareas, y al salir de la colonia debe desenvolverse en el mundo apto para cualquier mision.

Sin rigores excesivos, dejando a la conciencia de los muchachos la imposicion del cumplimiento del deber, consiguen los directores y maestros imponerles habitos firmes. Se diria que el circulo laborioso y moral de aquella casa se convierte, al fin, en una linea recta de conducta.

Los pupilos de la colonia madrugan y luego de la toilette y del desayuno - es cada cual su propio servidor - van a sus tareas. Hoy, operaciones de campo; mañana, labores de taller.
En las instalaciones de la colonia hay ejercicios para todas las vocaciones.

Entremezcladas con esas ocupaciones estan las enseñanzas educacionales que los profesores distribuyen sabiamente, por medio de metodos sencillos, eficaces, de una rapidez pedagogica que causa asombro.

Terminado el trabajo de cada dia, el aprendiz de hombre bueno reposa.
No he visto alli esas cadenas, en las que se especializan a los seres, condenandolos a una operacion aburrida de esclavos.


En las 280 hectareas de campo cualquier sitio tiene su aprovechamiento, para bien de la colonia, cuya pobreza se satisface con el producto.
Gllinero, tambo, sembadios de verduras, hortalizas y frutas formando de aquellas hectareas un maquete, un modeo de lo que deberia ser la totalidad de la campaña argentina.

Caras y caretas (Buenos Aires). 10/8/1935, n.º 1.923, página 92.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.