Entre Rios Corrientes Misiones Santa Fe Contacto

Header Ads

Monumentos de Parana - La Estatua de San Pedro

LA ESTATUA DE SAN PEDRO Catedral de Parana, Entre Rios En abril de 1895, se firmó en Génova un contrato entre el vecino de Paraná, ...


LA ESTATUA DE SAN PEDRO

Catedral de Parana, Entre Rios

En abril de 1895, se firmó en Génova un contrato entre el vecino de Paraná, León Sola y el regio comendador don Domingo Di Carli, para construir una estatua gigantesca de San Pedro, de 4 metros de altura desde la planta hasta la extremidad de la mano derecha, levantada sobre un pedestal de 1.50 metros, en mármol blanco de igual calidad al de la estatua de Cristóbal Colón, erigida en la plaza Agua Verde, de dicha ciudad y copia fiel de la existente en la Basílica de San Pedro en Roma. El precio convenido de la obra ascendía a 16 mil francos.

[full-post]


Di Carli es el autor, además, de la estatua de San Miguel Arcángel, donada al templo de su nombre, en Paraná, por Mazzini, que fue emplazada en mayo de 1891. 


La estatua de San Pedro, copia de la obra de M. Fiérole, fue donada a la Catedral y emplazada a uno de los lados de su entrada, formulándose la sugestión de que al otro lado se erigiera una de San Pablo.

-------------------
En 1897 se suma la estatua de San Pedro al atrio del templo. Es una pieza que el escultor italiano Domingo Di Carli esculpió en Génova. Antes de ponerse manos a la obra, el artista le contó en una carta a un industrial paranaense que estaba “por esbozar un colosal bloque de mármol (de Carrara) que parece casi una montaña. Le diré –cuenta el escultor– que no se encontraron carros ni vagones para sacarlo de la cantera, por lo que me vi obligado a llevar un pequeño modelo de la obra, para adelgazarlo y poder trasladarlo”. 

En torno a la figura de San Pedro, la ciudad levantó una leyenda. La tradición oral asegura que la imagen de San Pablo venía junto a la de San Pedro, desde Italia, pero que la primera debió ser arrojada al mar por el sobrepeso que traía la nave. 

En 1895, los andamios que tapaban el rostro luminoso de la nueva Catedral fueron retirados. El gesto de encantamiento y asombro se multiplicaba en la cara de los paranaenses frente a un templo que es más, mucho más, que una iglesia católica.




No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.