Entre Rios Corrientes Misiones Santa Fe Contacto

Header Ads

Cuchillos Artesanales Zurdo - Sauce de Luna

Fábrica de Cuchillos Artesanales “Zurdo”  HACEDORES DE CUCHILLOS Sauce de Luna, Entre Rios La “Tranquera del Mercosur” guarda una ...

Fábrica de Cuchillos Artesanales “Zurdo” 

HACEDORES DE CUCHILLOS

Sauce de Luna, Entre Rios

La “Tranquera del Mercosur” guarda una historia que resume el trabajo y la experiencia de tres generaciones: “Los Zurdo”. Una familia y una marca registrada entre los artesanos de cuchillos hechos de acero negro en Entre Ríos. 
-“Esto empezó yo ayudándolo a papá desde chico, después se siguió y con el correr de los años fui aprendiendo y siguiendo el oficio. Papá empezó enel año ’46 y yo habré empezado en el año sesenta y pico”
Una buena hoja implica una buena elección del material. Allí comienza la historia de la elaboración de un cuchillo., mezclada con los secretos transmitidos por Don Luis Zurdo un federalense que recaló en Buenos Aires , donde aprendió el oficio. 



-“Compramos el acero, un gramo bueno o bien hojas de elástico que también salen buenos. Papá trabajó en Buenos Aires, allá aprendió el oficio. Después de unos años se vino con el oficio de cuchillero, y siguió y después nosotros”

Regino madruga y prende el fuego que alimentará la fragua, allí donde el acero comenzará a ser moldeado, una rutina que se repite cada jornada por la cantidad de pedidos de cuchillos y de hojas de un filo único, casi legendario.
-“Tenemos varios clientes, todos los días se hay pedidos, no se hacen muchos porque somos dos para el trabajo. No es fácil, tiene su procedimiento , se comienza con el martillo, estirarlo, cortar, el temple, pulimiento la piedra (filo)”.
Guampa de ciervo y madera, la combinación que eligen los artesanos de Sauce de Luna para las hojas de negro y pulido acero, una tarea en la que se destaca Cesar, el joven que continua con la tradición familiar.

-“Yo sería ya la tercera generación, de fabricantes de cuchillos, mi abuelo, mi viejo y ahora ya me prendí yo. Y bueno es un oficio que me gusta, que ya no tenes que experimentar si va a funcionar o no va a funcionar, esto ya está encaminado así que lo sigo y hasta ahora va bien y me gusta. Yo lo empecé a ayudar, que mi abuelo estaba vivo todavía, más o menos desde los 11 o 12 años. Justo terminaba la escuela después empecé el colegio, cuando salía del colegio venía a trabajar acá”
El martillo es el gran compañero del taller, padre e hijo comparten el trabajo cotidiano, sobre todo cuando se trata de una hoja importante donde es imprescindible el trabajo conjunto.

-“Tenes el elástico, se corta en tirita y después se le va dando forma con el tema de la fragua, se va calentando y le vas dando forma con el martillo, todo el esfuerzo es todo con el martillo. Lo empezamos estirando entre los dos con el marón si son cuchillo cuchillos grandes, y si son chiquitos lo va estirando mi viejo. Nosotros hacemos de 10 centímetros de hoja hasta 30, 35 cm, cuchillo macho y la cuchilla que es para carnicerías.”
Para Cesar la elección del acero es la clave en el desarrollo de un producto de calidad, un cuidado que se tiene en cada hoja que sale de este taller artesanal y que irá a distintos puntos de la provincia, el país o el exterior alimentando la fama de los cuchillos Zurdo”


-“Nosotros elegimos el gramo 1045, que es el apropiado para estos cuchillos. Nosotros lo estiramos, le damos forma , después va a la piedra y ahí se le da la forma exacta, el borde , contorno con la piedra y se esmerila. El cuchillo ya está bien formado pasado a la piedra y se le da la forma de mayor a menor. Después se le pone virola, se suelda una rosquita que para la tuerca que enrosca el cabo, se pone el sello, después viene el secreto del temple (se templa en aceite) y vuelve a la piedra de nuevo, se saca filo, pasa a la piedra de agua que es para el filo casi final y después la pulidora que ya es la terminación completa, de cabo, filo y de hoja”

El filo interminable, la firmeza de la hoja, la dureza a la hora de cortar cualquier cosa, son algunos de los elementos que ponderan los conocedores de cuchillos. Secretos que están en cada golpe del marrón que regino o Cesar le propinan al acero.
-“…el espesor, el filo, el filo es el secreto, aguanta, la gente de campo se lo lleva para hachear, para todo y ese secreto esta en el temple, si queda muy duro se granea el filo y si queda muy blando se dobla, así que siempre el temple del cuchillo queda entre duro y blando”
Sauce de Luna es un pueblo a la vera de la ruta 127, en esa comunidad de agricultores y hacheros viven los “Zurdo” , artesanos del cuchillo…
“Hacedores en Acción”-Publicado en Setiembre de 1993

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.